Inicio

El Consejo de Pueblos y Organizaciones Indígenas Evangélicas del Ecuador es una organización social, no gubernamental, encargada de armonizar el desarrollo integral de los pueblos, comunidades, organizaciones e iglesias indígenas evangélicas del Ecuador de manera equitativa y solidaria.

La FIENE fue creada mediante Acuerdo Ministerial No. 361 del 26 de noviembre de 1980 y mediante Acuerdo Ministerial No. 1475 del 27 de noviembre del 2000 se reforma su estatuto para dar paso a la conformación del Consejo de pueblos y Organizaciones Indígenas Evangélicas del Ecuador, como una entidad rectora del desarrollo integral de los pueblos indígenas evangélicos del Ecuador, mediante la formulación de políticas, la participación, la coordinación, la equidad y la consecución de recursos que contribuyan al mejoramiento de la calidad de vida de la población, generando políticas de Estado; impulsando la planificación horizontal en los procesos de desarrollo cultural, social, económico y espiritual; implementando programas y proyectos encaminados a desarrollar y fortalecer el proceso de interculturalidad de la sociedad ecuatoriana; ejecutando con la participación directa de los pueblos, comunidades, organizaciones e iglesias indígenas evangélicas planes, programas y proyectos de desarrollo desde su cosmovisión; desarrollando estrategias para que otras instancias estatales y organismos no gubernamentales, nacionales e internacionales, promuevan y fortalezcan el desarrollo integral bajo los criterios de equidad y solidaridad.

La FEINE es una organización de carácter eclesial, social e interdenominacional sin fines de lucro, fundamentada en el Trino Dios, basada en los principios establecidas en las Sagradas Escrituras para el servicio de los pueblos indígenas del Ecuador y la sociedad en general. Es la entidad rectora del desarrollo integral de los pueblos indígenas evangélicos del Ecuador que tiene como objetivos: representar a los pueblos, comunidades, organizaciones e iglesias indígenas evangélicas; generar políticas; impulsar un desarrollo integral con identidad que promueva los valores cristianos, la equidad y la solidaridad; fortalecer la interculturalidad de la sociedad ecuatoriana; ejecutar con la participación de las comunidades e iglesias proyectos de desarrollo integral.